Hoy Lunes Martes
It is forecast to be Chance of a Thunderstorm at 7:00 PM PHT on November 19, 2017
Probabilidad de Tormenta
29°/24°
It is forecast to be Chance of a Thunderstorm at 7:00 PM PHT on November 20, 2017
Probabilidad de Tormenta
31°/24°
It is forecast to be Chance of a Thunderstorm at 7:00 PM PHT on November 21, 2017
Probabilidad de Tormenta
30°/24°

Director General: Antonio López de la Iglesia

La Agenda Setting: Por Jorge A. Leyva: Terminé la carrera ¿Y ahora que?

jorge leyva

Si a nivel nacional sólo uno de cada tres estudiantes en edad normativa estudia la licenciatura, esto implica que en nuestro país existe poco más de 75% de personas en estas edades que podrían beneficiarse con programas de fortalecimiento a la educación superior. El asunto es que muchos de los estudiantes rezagados provienen de los grupos sociales más desfavorecidos y no acreditan el examen de admisión a la licenciatura, por lo que tienen pocas posibilidades de ser aceptados en otra institución y, regularmente, quedan fuera de la educación superior. Además, es difícil que concluyan satisfactoriamente una licenciatura y obtengan un título profesional; los problemas más complejos y frecuentes a los que se enfrentan son la deserción, el rezago estudiantil y los bajos índices de eficiencia terminal.

¿Pero como estamos en México? En todo el país existen marcadas diferencias en el acceso y permanencia en la educación superior, esto es reflejo de las desigualdades económicas y regionales que prevalecen, así como un desafío para los objetivos de la equidad en el ámbito educativo. En general, son las entidades más desarrolladas del país las presentan las tasas de cobertura en las modalidades escolarizadas de técnico superior universitario, licenciatura universitaria y tecnológica, y educación normal, más elevadas. Las que observan las tasas de cobertura más altas son las del Distrito Federal y Nuevo León.

En el caso de la primera entidad prácticamente se ha alcanzado la universalización de la educación superior con alrededor de 74.4% de los jóvenes en las aulas universitarias. Esta situación contrasta con la experiencia de los estados con mayor pobreza del país, como por ejemplo, Chiapas, Oaxaca y Guerrero, que son los que tienen mayores desventajas en las oportunidades de acceso y permanencia a la formación profesional. Las estadísticas muestran que la brecha en el nivel de cobertura en la tasa de cobertura de la educación superior entre el estado de Chiapas y el Distrito Federal fue de 58.8 puntos porcentuales en el pasado ciclo educativo. ¡De ese tamaño son las diferencias!

En el día a día muchos egresados universitarios deben enfrentarse a su dura realidad: deudas acumuladas, desempleo profesional, falta de oportunidades o dificultad para encontrar un empleo bien pagado. Por eso los estudiantes deben escoger bien que quieren estudiar y dónde lo van a hacer. La oferta educativa pública universitaria presenta saturación, y muchas universidades privadas son de baja calidad, donde al final del término de su carrera no podrán ser recompensados con un salario bien remunerado al que aspiran los egresados y sus familias.

Si no trabajamos en todo el sistema educativo, si los maestros insisten en no evaluarse, en no profesionalizar su trabajo, y seguimos abonando a mala calidad de la educación básica con la que llegan muchos de esos nuevos aspirantes a la universidad, no podrán aprovechar la educación superior y mucho menos egresarán no podrán graduarse, ni insertarse en la sociedad. Generaciones de frustración con egresados de mala calidad, con estudios que no les sirven para conseguir un buen trabajo al momento posterior de la graduación, y muchos de ellos deben empezar a responder por los adeudos contraídos.

Por eso no se puede seguir diciéndole a los jóvenes que la educación superior es el camino para dejar la pobreza, para un mejor nivel de vida, para superarse personalmente porque eso solo será cierto en la medida en que la educación superior sea de calidad. Desafortunadamente es más que obvio que hoy por hoy eso no está ocurriendo. La dura realidad del mercado laboral seguirá frustrando a nuestros egresados si no hacemos algo, si nos oponemos a las evaluaciones, si no trabajamos hoy para tener un cambio en el mediano y largo plazo. Ejemplos hay muchos a nivel internacional y de que se puede lograr, se puede. El asunto es la voluntad y las ganas de enfrentar el problema. Les comparto nuestro correo electrónico: jordymx@hotmail.com y en twitter nos puedes encontrar como: @JorgeLeyva_

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>